La nave OSIRIS-REx completa dos ensayos de toma de muestras

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA tuvo éxito la pasada semana en unos ensayos para el aterrizaje en el asteroide Bennu.

La misión de la NASA al asteroide Bennu, alcanzo la órbita del objeto en Enero de 2019. En Diciembre de 2019 reportábamos que la nave marcaba el lugar de aterrizaje para la recogida de muestras.

Ensayos de recogida

La práctica realizada la pasada semana duró alrededor de cuatro horas, y la nave espacial OSIRIS-REx se movió a una distancia de hasta 65 metros del asteroide Bennu. La distancia más cerca que cualquier otro punto desde la llegada de la misión al asteroide.

https://platform.twitter.com/widgets.js

El objetivo de los ensayos es probar la capacidad de la nave espacial de desplegar su brazo de muestreo y acercarse de forma autónoma al asteroide Bennu.

Misión OSIRIS-REx

OSIRIS-REx de la NASA tiene como objetivo analizar el asteroide desde la órbita. En los próximos meses aterrizará para recoger muestras de su composición que posteriormente traerá a la Tierra en 2023. Estas muestras ayudaran a los avances científicos sobre como se origino la vida. Las muestras encontradas en este objeto podrían ser de los inicios del sistema solar. Por otro se llevaran a cabo estudios sobre la minera espacial.

Bennu Aterrizaje
Objetivos de aterrizaje. Nightingale es el seleccionado por la NASA

La misión sobre el satélite Bennu es muy similar a la realizada por la Agencia Espacial Japonesa sobre el asteroide Ryugu. Misión que tiene como objetivo el estudio sobre el inicio de la vida en el sistema solar.

Según el plan de vuelo actual de OSIRIS-REx, la nave espacial partirá de Bennu el próximo marzo para comenzar el viaje de regreso a la Tierra.

Recogida de muestras

En agosto, está programado que OSIRIS-REx se acerque al asteroide para un aterrizaje táctil para recoger al menos 60 gramos, de material de la superficie de grava de Bennu.

Una vez que las muestras de Bennu vuelvan a la Tierra, los científicos examinarán los especímenes para buscar signos de materia orgánica y otras sustancias químicas críticas para los albores de la vida.

Bennu es un asteroide de 492 metros con forma de trompo. El asteroide y OSIRIS-REx se encuentra a unos 230 millones de kilómetros de la Tierra durante el ensayo.

El 23 de junio, OSIRIS-REx realizará otro ensayo y descenderá más cerca de Bennu. Durante ese ejercicio, la nave espacial descenderá y alcanzará una posición a solo 25 metros del asteroide antes de retroceder nuevamente.

Comenta y comparte

Síguenos en

Tienda online MarteNoticias

A %d blogueros les gusta esto: