Rover Venus

Diseña el rover de Venus para la NASA

La NASA abre al publico la creación de diseños para el rover que aterrizara en el infierno de Venus.

Planeta Venus

Venus es un mundo extremo. Con una temperatura superficial de más de 400 grados Celsius y una presión superficial 90 veces mayor que la de la Tierra. El planeta puede convertir el plomo en un charco o aplastar un submarino de propulsión nuclear con facilidad.

Si bien muchas misiones han visitado Venus, solo alrededor de una docena han hecho contacto con la superficie antes de sucumbir rápidamente al calor y la presión opresivos.

La última nave espacial que tocó la superficie del planeta, la Vega 2 soviética, aterrizó en 1985. Los ingenieros y científicos de JPL/NASA están estudiando diseños de misiones que pueden sobrevivir al paisaje infernal.

«La Tierra y Venus son básicamente planetas hermanos, pero Venus dio un giro en un punto y se volvió inhóspito para la vida tal como la conocemos»

«Al aterrizar y explorar Venus, podemos entender qué causó que la Tierra y Venus divergieran en caminos muy diferentes y explorar un mundo extraño en nuestro propio patio trasero».

Jonathan Sauder, ingeniero de mecatrónica senior en JPL

Explorar y estudiar diferentes unidades geológicas en la superficie de Venus podría ayudarnos a comprender la evolución del planeta y podría contribuir a una mejor comprensión del clima de la Tierra.

AREE, rover de Venus

Autonomo Rover para Entornos Extremos es la definición de las siglas de AREE. Ipulsado por el viento, está destinado a pasar meses, no minutos, explorando el paisaje de Venus.

AREE podría recopilar datos científicos longitudinales valiosos a largo plazo. A medida que el rover explora el planeta, también debe detectar obstáculos en su camino, como rocas, grietas y terrenos empinados. Para la detección de estos obstáculos es necesario un sensor que sobreviva a las condiciones del planeta.

Desafió publico

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, bajo una subvención del programa Conceptos Avanzados Innovadores de la NASA, está ejecutando un desafío público para desarrollar un sensor de evitación de obstáculos para un posible futuro rover Venus. El desafío «Explorar el infierno: evitar obstáculos en un vehículo mecánico de relojería» es buscar los diseños del público para un sensor que pueda incorporarse al concepto de diseño.

El sensor ganador del desafío se incorporará al concepto de rover y podría algún día ser el mecanismo por el cual un rover detecta y navega alrededor de las obstrucciones.

La dificultad de este desafío es diseñar un sensor que no dependa de sistemas electrónicos. La electrónica actual de última generación falla a poco más de 100 grados Celsius y sucumbiría fácilmente al entorno extremo de Venus. Es por eso que la NASA está recurriendo a la comunidad global de innovadores e inventores para encontrar una solución.

«Esta es una oportunidad emocionante para que el público diseñe un componente que algún día podría terminar en otro cuerpo celeste»

«La NASA reconoce que las buenas ideas pueden venir de cualquier parte y que las competiciones de premios son una excelente manera de atraer el interés y el ingenio del público y hacer posible la exploración espacial para todos».

Ryon Stewart, coordinador de desafíos para el Laboratorio de Torneos de la NASA en el Centro Espacial Johnson

Los participantes tendrán la oportunidad de ganar un primer premio de 15000 dolares. El segundo lugar gana 10000 y tercer lugar 5000.

Las presentaciones serán aceptadas hasta el 29 de mayo de 2020.

Para obtener más información sobre el desafío y cómo participar, visite:

https://www.herox.com/VenusRover

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.