Cohete Simorgh

Irán. Lanzamiento de satélite fallido.

El cohete Simorgh lanzando el domingo a las 16:45 GMT+1 desde el puerto espacial Imam Khomeini no consiguió poner el satélite en órbita.

El gobierno iraní admitió el domingo que fracasó el intento de colocar un pequeño satélite de imágenes de la Tierra en órbita. Con este lanzamiento, es el cuarto fracaso consecutivo de lanzamiento del programa espacial del país.

Pero el refuerzo Simorgh no colocó su carga útil, un satélite de observación de la Tierra llamado Zafar 1, en órbita según lo planeado, según Mohammad Javad Azari Jahromi, ministro de tecnología de comunicaciones e información de Irán.

Irán satélite – Zafar 1

La etapa superior de Simorgh con el satélite Zafar 1 alcanzó una altitud de aproximadamente 540 kilómetros pero no alcanzó la velocidad necesaria para entrar en una órbita estable alrededor de la Tierra. De acuerdo con Azari Jahromi, los escombros del cohete y el satélite cayeron al suelo y probablemente se estrellaron en el Océano Índico.

Un satélite de respaldo llamado Zafar 2 podría estar listo para su lanzamiento a finales de este año, dijeron funcionarios iraníes.

El fracaso del domingo del cohete Simorgh, el más grande de los dos lanzadores de satélites probados de Irán, marcó la cuarta misión iraní consecutiva que no ha logrado poner un satélite en órbita desde 2017.

Programa espacial de Irán

El país colocó su primer satélite en órbita en 2009, luego realizó exitosos lanzamientos de satélites en 2011, 2012 y 2015, todos utilizando cohetes Safir.

Sin embargo, los tres intentos de lanzamiento orbital utilizando el cohete Simorgh más grande han fallado.

Funcionarios del gobierno iraní dicen que el programa espacial del país persigue objetivos pacíficos, pero los funcionarios estadounidenses argumentan que los lanzadores utilizados para poner satélites en órbita también podrían emplearse como misiles balísticos de largo alcance.

Pero los analistas independientes que observan el programa de cohetes de Irán ven una utilidad limitada en los diseños de lanzadores de satélite existentes en el país para fines militares.

Aunque los cohetes Simorgh y Safir son de combustible líquido, lo que los hace más difíciles de disparar rápidamente, lo que limita su efectividad militar.

La Agencia de Noticias Mehr de Irán informó que Irán planea lanzar un satélite en un refuerzo de combustible sólido tan pronto como este verano.

«Como muchos proyectos científicos, el fracaso ocurrió»

Azari Jahromi.

Azari Jahromi en Twitter enumeró una serie de cohetes estadounidenses que han tenido fallas, incluidos el Falcon 9, Juno 2, Atlas y Antares.

No cabe duda de que el programa espacial Iraní avanza para hacerse un hueco en el espacio. Como todos los países en sus inicios, algunas misiones fracasan hasta conseguir cierta fiabilidad. Seguramente veamos más éxitos que fracasos en los próximos vuelos espaciales de Irán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.