Voyager 2 en problemas

La nave espacial Voyager 2 ha activado una de las rutinas autónomas de protección contra fallos.

Las naves espaciales Voyager se programaron con varias rutinas de protección para permitir que la nave tome medidas de forma autónoma con el objetivo de protegerse en circunstancias potencialmente dañinas.

Voyager 2

Lanzadas en 1977, Voyager 1 y Voyager 2 están en el espacio interestelar, lo que las convierte en los objetos humanos más distantes del sistema solar. A finales de Enero, la Voyager 2 no ejecutó una maniobra programada en la que la nave espacial. Se basaba en girar 360 grados para calibrar su instrumento de campo magnético a bordo.

Posteriormente los ingenieros apagaron los sistemas de alta potencia y los volvieron a encender. Sin embargo no han reanudado la toma de datos con la nave.

El equipo de mando de Voyager esta intentando activar con normalidad la nave espacial. El inconveniente que tienen para analizar la situación es la distancia de la nave respecto a la Tierra, más de 18500 millones de kilómetros.

A finales del 2018, la nave Voyager 2 abandonó el sistema solar.

Las comunicaciones que viajan a la velocidad de la luz tardan aproximadamente 17 horas en llegar a la nave espacial, y la respuesta de la nave espacial tarda otras 17 horas en regresar a la Tierra. Como resultado, los ingenieros tienen que esperar unas 34 horas para averiguar para conocer el resultado de sus acciones.

A %d blogueros les gusta esto: