Galleta horneada en el espacio

Primeras galletas cocinadas en el espacio

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional, mediante un horno de gravedad cero, han conseguido las primeras galletas cocinadas en el espacio.



El pasado Noviembre reportábamos que la nave Cygnus estaba de camino a la Estación con un horno de gravedad cero y masa de galletas de la empresa hotelera Hilton.

Horno de microgravedad

Desarrollado por Nanoracks y Zero Gravity, el objetivo es probar la capacidad de hornear alimentos en el espacio.

Los astronautas pueden poner la masa de las galletas en el horno en una bandeja especial diseñada para evitar que los alimentos floten en micro-gravedad. Según la NASA, las temperaturas dentro del horno alcanzarán hasta 180 grados Celsius durante el horneado.

Galletas cocinadas en el espacio

El pasado mes de Diciembre, el astronauta Luca Parmitano, en la Estación Espacial, preparó galletas por primera vez, tardó dos horas en hornearlas. En comparación con los 20 minutos que llevaría en la Tierra. La NASA ha anunciado que ya tiene los resultados de las primeras galletas cocinadas en el espacio.

Galleta horneada en el espacio
Galleta horneada en el espacio y empaquetada

Las galletas aun están selladas en bolsas de hornear individuales y empaquetas. La capsula Dragon de SpaceX trajo de vuelta a la Tierra algunas de ellas para su análisis en un laboratorio de Houston. Han sido los primeros alimentos horneados en el espacio a partir de ingredientes crudos.

Los ingenieros que fabricaron el horno esperaban que el tiempo de horneado fueron más alto que en la Tierra, pero no tanto.

«Hay mucho por investigar para entender a qué se debe esa diferencia tan grande, pero es un buen resultado. En general, creo que es un experimento increíble»

Mary Murphy, Directora de Naroracks

Pruebas de horneo

La primera galleta, que estuvo en el horno durante 25 minutos a 149 grados Celsius, terminó seriamente mal cocida. Duplicó el tiempo de horneado de las dos siguientes, y los resultados siguieron siendo los mismos.

La cuarta galleta permaneció en el horno durante dos horas.

«Esta vez sí veo algo de dorado. No puedo decir si esta completamente cocinada o no, pero al menos ya no parece masa de galletas»

Luca Parmitano, Astronauta y Horneador de Galletas

Posteriormente, los astronautas afirman que pudieron oler el aroma de las ultimas galletas cuando las sacaron del horno.

Si bien el experimento puede parecer trivial, las compañías lo ven como un buscador de futuras actividades humanas en el espacio. Como por ejemplo, estaciones espaciales comerciales, misiones de larga duración a la Luna o Marte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.