F9CrewDragonExplosion

CrewDragon prueba de aborto, vídeo

SpaceX ha lanzado su nave espacial CrewDragon para prueba de aborto en caso de fallo.

Desde el centro espacial Kennedy en Florida, hoy domingo 19 de Enero, después de un retraso de una día debido a la climatología, el cohete Falcon 9 despegó con la capsula CrewDragon a bordo.

Falcon 9 volando. Fuente : SpaceX

Posteriormente los motores del cohete se apagaron, simulado un fallo en los propulsores, y la capsula CrewDragon salió abortada del cohete segundos antes de que el cohete explotara.

Momento de la explosión del Falcon 9

CrewDragon prueba de aborto

La nave espacial encendió sus motores para salir propulsada del cohete. Una vez alcanzada la distancia de seguridad se produjo la separación de la parte trasera, «maletero».

A partir de este punto, la nave espacial inicia su caída libre hacia el océano, mientras sus diferentes tipos de paracaídas se van desplegando para frenar la nave que aterrizaje delicadamente en el océano. A pesar de aterrizar unos minutos antes de lo previsto, la prueba se completo con éxito y todas las medidas se seguridad de la nave funcionaron a la perfección.

Imagen Aterrizaje CrewDragon
CrewDragon desplegando paracaídas

En el siguiente vídeo se puede ver la prueba al completo.

Pendiente del análisis exhaustivo de los datos tomados durante la prueba, la NASA ha afirmado que es posible que SpaceX realice una prueba con humanos a bordo en el mes de Marzo. Sería la prueba misión con humanos desde suelo americano desde 2011 y la primera misión en la historia para una empresa privada.

SpaceX y Boeing

La NASA tiene contratos con Boeing y SpaceX para transportar tripulaciones entre la Tierra y la estación espacial. Desde 2011, la agencia espacial de Estados Unidos ha comprado asientos de Rusia para que los astronautas viajen a la estación espacial. Gastando más de $ 80 millones por billete de ida y vuelta.

Las nuevas naves de la tripulación comercial desarrollados por Boeing y SpaceX están destinados a poner fin a la dependencia estadounidense de las cápsulas rusas Soyuz para el transporte humano a la estación. La NASA firmó contratos con Boeing y SpaceX en 2014, valorados en $ 4.2 mil millones y $ 2.6 mil millones, respectivamente. Con el objetivo de comenzar a volar tripulaciones al espacio antes de finales de 2017.

A pesar de los retrasos ocasionados, SpaceX se perfila como la empresa que conseguirá tal hazaña en este 2020, a pesar de que su presupuesto ha sido un 40% menor que Boeing.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.