Starliner de Boeing

Boeing fracasa en su primer test Starliner

La cápsula de tripulación Starliner de Boeing voló a la órbita equivocada poco después de despegar de Cabo Cañaveral en un vuelo de demostración no pilotado. Fracasando en su intento de llegar a la Estación Internacional Espacial.



La cápsula Starliner de Boeing fue enviada al espacio por el cohete Atlas V. La misión de prueba sin tripulación, lleva un muñeco instrumentado de prueba de astronauta apodado “Rosie». Starliner junto con la nave Crew Dragon de SpaceX, son las opciones de la NASA para volver a llevar astronautas al espacio desde suelo americano.

Lanzamiento Atlas V con Starliner

La primera prueba de Boeing fallo en el momento del quemando de combustible, excediéndose y por tanto evitando la llegada a la Estación Espacial Internacional. Sin embargo los ingenieros redirigieron la nave a una órbita estable para realizar una de aterrizaje, programado para el Domingo en Nuevo Mexico.

Se suponía que la nave espacial con capacidad de tripulación de humanos, desarrollado a través de un contrato multimillonario con la NASA, se conectaría con la estación espacial el hoy sábado.

El hecho de que la nave no haya llegada a estación espacial dejará sin cumplir algunos de los objetivos críticos de la misión. Lo que representa un revés para el objetivo de la NASA de reanudar el lanzamiento de astronautas desde el suelo de EE.UU. Por primera vez desde la retirada del transbordador espacial en 2011.

Starliner Atlas V
Ilustración separación etapa 1 Atlas V

Boeing y SpaceX

La NASA tiene contratos con Boeing y SpaceX para transportar tripulaciones entre la Tierra y la estación espacial. Desde 2011, la agencia espacial de Estados Unidos ha comprado asientos de Rusia para que los astronautas viajen a la estación espacial. Gastando más de $ 80 millones por billete de ida y vuelta.

Las nuevas naves de la tripulación comercial desarrollados por Boeing y SpaceX están destinados a poner fin a la dependencia estadounidense de las cápsulas rusas Soyuz para el transporte humano a la estación. La NASA firmó contratos con Boeing y SpaceX en 2014, valorados en $ 4.2 mil millones y $ 2.6 mil millones, respectivamente, para comenzar a volar tripulaciones al espacio antes de finales de 2017.

Actualmente retrasado más de dos años. Aunque SpaceX realizó un exitoso vuelo de prueba de Crew Dragon a la estación en marzo, en la prueba posterior la cápsula exploto durante una prueba de aborto en tierra.

SpaceX se está preparando para una nueva prueba de aborto de lanzamiento a gran altitud en enero. Si esta se completa con éxito, podrían estar listo para llevar a los astronautas a la estación meses después.

La última vez que un cohete Atlas lanzó un astronauta fue en 1963 cuando Gordon Cooper subió a órbita a bordo de su cápsula Mercury «Faith 7».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.