Lanzamiento Antares 230

Antares, misión de reabastecimiento CRS-2

El cohete de Northrop Grumman, Antares 230+, hizo su debut desde la isla Wallops, Virgina, cargando más de 3700 kilogramos hacía la Estación Espacial Internacional, ISS. El cohete desplegó la nave espacial de carga Cygnus a los 8 minutos del lanzamiento.

Entre el cargamento se encuentra el primer horno espacial, cubesats, suministros para la tripulación e investigaciones científicas.

Carga util

La carga útil en la misión NG-12 incluye casi 2000 kilogramos de investigaciones científicas. Abarcan la gama habitual de cargas útiles de demostración de ciencia y tecnología, desde investigación biológica hasta ciencia de materiales. También, parte importante del cargamento enviado son suministros para la tripulación, unos 680 kilogramos.

El Cygnus también se lanzó con una prenda experimental que los astronautas podrían usar para protegerse de la radiación dañina en futuras misiones en el espacio profundo a la luna y Marte, fuera del blindaje natural del campo magnético de la Tierra.

Logo Mision Antares NG-12

Horneando galletas

La nave Cygnus también entregará un horno a la estación espacial diseñado para hornear galletas en microgravedad. Desarrollado por Nanoracks y Zero Gravity para probar la capacidad de hornear alimentos en el espacio.

Los astronautas cargarán galletas en el horno en una bandeja especial diseñada para evitar que los alimentos floten en microgravedad. Según la NASA, las temperaturas dentro del horno alcanzarán hasta 180 grados Celsius durante el horneado.

Si bien el experimento puede parecer trivial, las compañías lo ven como un buscador de futuras actividades humanas en el espacio. Como por ejemplo, estaciones espaciales comerciales, misiones de larga duración a la Luna o Marte.

Espectrómetro Alfa Magnético

También en el Cygnus hay hardware para realizar reparaciones del instrumento del Espectrómetro Alfa Magnético (AMS) fuera de la estación. Ese experimento, montado en la estación en 2011 para una misión inicial de tres años que permite medir rayos cósmicos de alta energía. Continúa funcionando hoy pero su sistema de enfriamiento está fallando por lo que necesita nuevas piezas de reemplazo.

Satélites experimentales

Dos cubesats de la Fuerza Aérea idénticos al tamaño de una caja de zapatos, llamados Rogue Alpha y Rogue Beta, se encontraban entre muchos proyectos encapsulados en la misión NG-12 Cygnus.

Cubesat en Antares

Rogue Alpha y Rogue Beta fueron diseñados, construidos y probados por Aerospace Corp., una corporación sin fines lucrativos que opera como un centro de investigación y desarrollo financiado con fondos federales. Los satélites proporcionarán datos de prueba para nuevos satélites de banda infrarroja de onda corta. Recolectarán datos sobre fondos de nubes para informar futuras misiones LEO.

La cápsula se unirá con la Estación Espacial Internacional y los satélites permanecerán allí hasta que se desplieguen en su órbita operativa a principios de 2020.

CRS-2

La misión NG-12, es la primera misión bajo el nuevo contrato de CRS 2, continuación de los contratos originales de CRS adjudicados en 2008 a Orbital Sciences Corporation (ahora Northrop Grumman) y SpaceX para transportar carga hacia y desde la estación.

Norhrop esta introduciendo nuevas capacidades tanto para el cohete Antares como para la nave Cygnus con el objetivo de cumplir los requisitos del contrato.

Otras dos compañías tienen contratos de carga CRS-2 con la NASA. SpaceX hará la transición a su contrato CRS-2, utilizando una versión de carga de su nave espacial Crew Dragon en 2020. Sierra Nevada Corporation comenzará a volar su nave espacial de carga Dream Chaser a la ISS a finales de 2021. Los tres contratos CRS-2 incluyen un mínimo de seis misiones por compañía hasta 2024.

El lanzamiento del sábado marcó el undécimo vuelo de un cohete Antares desde 2013.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.